Eterno constructor

Tulio Crespi

El taller de Crespi se dedica al armado íntegro de monopostos que compiten en el pais y en el exterior 

La última creación de la factoria de Crespi: el Campomovil 

Vista panorámica del interior del Taller de Tulio Crespi 

Tulio Crespi inició su vinculación con el automovilismo deportivo a los 11 años siguiendo a su hermano Humberto Nenín Crespi, hasta que tuvo su propio taller en 1961 en el barrio de Palermo Viejo. En la década del 80, por consejo de Fangio, Crespi muda su taller a Balcarce para crear la empresa y fábrica de autos Crespi Competición.

A lo largo de los años fue perfeccionándose en autos de calle y siguió con la construcción de autos de carrera, con los cuales pudo ganar carreras, campeonatos y subcampeonatos, en varios países. En la actualidad la fábrica de autos de carrera, única en Sudamérica construye todo tipo de repuestos. Su última creación fue un vehículo económico denominado "campomovil", proporcionando un vehículo liviano y todo terreno. Ubicado en Autovía 226 Km 63,5.

Tulio Crespi inició su vinculación con el automovilismo deportivo a los 11 años siguiendo a su hermano Humberto Nenín Crespi. Nacido el 22 de junio de 1938 en Buenos Aires, Crespi comenzó a trabajar con autos hasta que tuvo su propio taller en 1961 en el barrio de Palermo Viejo.

En 1963 Tulio produjo su primer auto de competición, el primer monocasco integral que se produjo en el mundo. Lo denominó Tulia siendo Julio Laskac su piloto. La particularidad de ese auto era que las suspensiones eran a semiejes., sentando las bases de los autos más modernos de la actualidad.

Ganó su primera carrera y dio el puntapié inicial para el nacimiento de los Mini Juniors (actual Formula Renault).

Cabe destacar que Crespi avanzó en la construcción y en el desarrollo de autos de calle. En 1975 expuso una Tulia GT y un Tulieta en el Salón Internacional de Paris gracias a la gestión de Juan Manuel Fangio. El Tulia GT tenía una base de Torino Coupé, mientras que las Tuliettas tenían base, motor, caja y suspensiones de Renault 6.

En la década del 80, por consejo de Fangio, Crespi muda su taller de Chacarita a Balcarce para crear la empresa y fábrica de autos Crespi Competición. El predio está ubicado en la ruta 226 km y es la única fábrica de autos de carrera de Sudamérica.

Tulio Crespi trabajó y armó autos para Fórmula 2; Turismo Carretera; Fórmula Renault Argentina; Club Argentino de Pilotos; TC2000; Turismo Nacional; Top Race, GT 2000; Fórmula Metropolitana y exportó automóviles de competición al exterior.

En 1994 el Crespi Competición debutó en TC2000 en donde Guillermo Ortelli hizo su debut en autos de turismo. El equipo obtuvo tres triunfos y al año siguiente terminó cuarto en el torneo de equipos.

A fines de 1999 se formó el equipo Crespi Junior. Con la dirección de sus hijos Luciano y Matias Crespi compitiendo dentro de la Fórmula Renault obteniendo el título junto con Esteban Guerrieri.

Tulio Crespi logró ganar carreras, campeonatos y subcampeonatos con pilotos reconocidos como Juan María Traverso, Juan Manuel Fangio II, Oscar Aventín, Guillermo Ortelli, Omar Martínez, Fabián Acuña, Daniel Cingolani, Miguel Etchegaray, entre otros.

En la actualidad la fábrica construye todo tipo de repuestos, a excepción de motores y cajas de cambio. Su ultima creación fue un vehiculo económico denominado "campomovil" logrando una Mención de Honor en los premios CITA 2011. Este producto fue pensado para proporcionar un vehiculo liviano y todo terreno, ideal para realizar trabajos diarios en el campos, estancias, clubes de polo, golf, industrias, cotos de caza, huertas, clubes de campo o municipios.

Así entre autos de competición y utilitarios Tulio Crespi llega a los 50 años de valioso aporte al automovilismo argentino.