Un taller de película.

Parte de una escena de la película Turismo Carretera. En el centro de la imagen figura la cafetera de Jorge Reymonte

Un momento de descanso y distención en el interior del taller 

El origen de ese taller se perdió en el tiempo. Abierto desde hace tres generaciones, ese lugar es parte de la historia de Balcarce.

El taller de Barba se constituyó como uno de los primeros de la ciudad. Fundado por Anacleto Barba, un inmigrante español que llegó a principios del siglo XX a Balcarce, fue Ramón Teodoro "Pocholo" Barba quien le dio continuidad a lo largo de muchos años, hasta que su hijo Sergio tomó la posta.

​Con el paso de tiempo, esas paredes resguardan muchas anécdotas y buenos recuerdos. Incluso fue parte de la película Turismo Carretera que fue filmada en 1968 en buena parte de la ciudad. Allí se refleja el mundo de un taller mecánico en el que el trabajo diario se mezclaba con la preparación de autos de carreras.

En la actualidad Sergio, quién compite en autos de carrera del zonal, es quien se encarga de mantener abierto y trabajando el mítico Taller de Avda. Favaloro y 28 o "el Taller de Barba"

Aqui se mantiene la costumbre de la preparación de autos de carrera fuera del horario de trabajo, asi Sergio Barba junto a un grupo de amigos armó íntegramente dos autos de carreras. El primero con el que hizo su debut en la Promocional 850 a mediados de 2009 y luego en 2010, tras la piña de Javier Giuliano como piloto invitado, se encargó de comprar un casco de Fiat 600 y construirlo desde cero para que cuatro meses mas tarde, el fitito Blanco volviera a las pistas.

​Aún aquí, tras estas las paredes centenarias se escucha el ronroneo de un motor de carreras.