Vasco bueno y corajudo

Oscar Erratchu

Junto con Juan Manuel Fangio, en la cena presentación de su Dodge de Turismo Carretera en el Club Racing de Balcarce de 1991 

Oscar Erratchu se crió aquí en las chacras donde fue tomándole gusto a la mecánica. Luego incursionó como piloto, debutando en 1969 en cafeteras con la preparación de Harry Van Vliet, pasando a ser uno de los principales animadores de la categoría.

Luego fue protagonista de varios duelos con la cafetera en Mar y Sierras a finales de la década del ´60, con el Ford apodado "el Tractor", que perteneciera a Eduardo Casá. Obtuvo triunfos y ganó campeonatos con la preparación de Miguel Panaggio y un chasis color grís armado por Astoul Soprana, siendo figura de nuestro automovilismo zonal.

Cafeteras, Mar y Sierras, Turismo Nacional, Fórmula 2 y Turismo Carretera lo tuvieron como participante en forma directa y la invitación para correr en infinidad de categorías.

En Turismo Carretera debutó como acompañante de Mariano Alberto Calamante (h) en la Vuelta de Olavarría en 1976. Se sentaría en la butaca izquierda 20 años mas tarde cuando adquirió una Dodge propiedad de Juan Antonio De Benedictis en 1991, contando con la motorización de Justo Izaguirre y la preparación de Jorge Catán.

A finales del 2000 retirado de la competición siguió esporádicamente corriendo como piloto invitado en categorías zonales del sudeste bonaerense. El Vasco decidió levantar el pie del acelerador tras un problema de salud y se mudó al campo, instalando allí un banco de pruebas para todo aquel preparador o motorista que necesite probar elementos o piezas motrices.
"Le brindo la privacidad que todo preparador debe contar. Y además le aporto la experiencia que he cosechado a lo largo de los años. Es muy importante haber estado arriba de un auto de carrera", asegura Erratchu.

En la actualidad motoristas del Turismo Special de la Costa, Promocional, APAC, APSE, TC2000 del Atlántico, Cafeteras, Monomarca y cuanta categoría zonal lo necesite utilizan el taller que Oscar Erratchu posee en ruta 55 cerca de la curva de Sarapistón.